Conéctate...

Grupos musicales

Visitantes Online

Libros Online

El pueblo de Más tenía como preciados tesoros una mina de oro  y otra de diamantes, además de una fuente permanente de fuego que les calentaba las noches extremadamente frías de su particular clima, pero no tenían agua y para ellos conseguir la y conseguir comida era una tarea tan ardua como extraer los tesoros de sus minas. Era un lugar árido y polvoriento, por eso sus habitantes se empeñaban en adornarlo con las piedras más bellas y el oro  brillaba por doquier haciendo que el pueblo pareciese mágico.

El pueblo de Menos,  sin embargo, lo único que tenía era un río cristalino que les daba agua para beber, para sus plantas y animales que dependían del agua del río. Aunque sólo tenía agua poseía la vida, era muy verde y discurría con el río, pero eran pobres si se comparaban con el pueblo de Más.

Durante muchos, muchos años ambos pueblos estuvieron luchando para arrebatar  las riquezas del otro. Ambos pueblos eran muy infelices y vivían en una constante agresión sin conseguir progresar en nada, ya que sus pobres e ignorantes gobernantes estaban ocupados en como esquilmar a los habitantes.

La Montaña estaba tan triste que, a veces, hacía llorar a las nubes con tanta intensidad que todo se anegaba, destruyendo con inundaciones violentas todo a su paso, causando muerte y desolación al pueblo de Menos. Pero otras veces la montaña se enfadaba tanto que lanzaba fuego por su cabeza, creando ríos de lava que destruían todas las bellezas del pueblo de Más.

Así año tras año, sin que sus gobernantes encontraran una solución.

Por fin uno de los niños de Más y otro de Menos se encontraron, se hicieron muy amigos y comenzaron a investigar la situación de sus pueblos. Estudiaron las calamidades de ambos pueblos, sus posibilidades y como hacer que la Montaña fuese feliz y estuviera contenta con sus decisiones.

Había una posibilidad de desviar parte del agua del río y crear un lago artificial o un crear una división en el  curso del río que hiciera pasar el agua por ambos pueblos y por el otro lado podían abrir un acceso a parte de las minas de oro y piedras preciosas en el Territorio de Menos.

Cuando los chicos fueron  adolescentes le presentaron sus estudios a la montaña y le pidieron permiso para variar el entorno e igualar la situación de ambos pueblos, la Montaña estuvo de acuerdo y prometió a los jóvenes que si los habitantes de ambos pueblos consentían en trabajar juntos por su mutua mejoría habría un período de mil quinientos años sin fuego ni inundaciones. Los chicos tenían que convencer a sus mayores y apartar del gobierno a los señores de la codicia para siempre.

Lo primero que se les ocurrió fue convencer a los niños para que se ayudaran unos a otros, sin contar nada a sus mayores, luego les enseñaron todo lo que sabían de la Montaña y del Río y de las posibilidades que tenían si todos trabajaban juntos, vigilando siempre que los seres ignorantes y destructivos no tuvieran información de lo que estaban haciendo. Por suerte para ellos esos gobernantes corruptos estaban muy ocupados en sus corruptelas, demasiado inflamados en los vapores de sus substancias y totalmente imbuidos en las necesidades de sus desgraciados cuerpos, tanto que no se dieron cuenta de que poco a poco, con el nuevo conocimiento y con el trabajo de todos los jóvenes y niños de los dos pueblos, al fin, se abrían las puertas del río a la ciudad de Más y los túneles de acceso a las minas de la ciudad de Menos.

Al fin y cuando  todo estuvo suficientemente preparado para convencer a la población de ambos pueblos los jóvenes: chicos y chicas y los niños y niñas informaron a la población de lo que habían ideado y terminaron la obra, alejando para siempre a los malos gobernantes que se marcharon con sus alforjas llenas de oro y riquezas, que luego, otros bandoleros de la zona les robaron.

Desde entonces Más y Menos saben el valor del conocimiento y dedican todos sus recursos a  enseñar a sus jóvenes a encontrar soluciones respetando a la Montaña.

 La Montaña, por su parte,  tal como prometió, no ha vuelto a causar grandes inundaciones ni ha hecho que el Volcán entre, otra vez, en erupción.

 Todos trabajan, al fin, para controlar que el río este limpio, el entorno precioso y la Montaña feliz y todos aprenden, cada minuto de sus vidas, como vivir mejor, ya que descubrieron que era el conocimiento y el trabajo en equipo lo que les daba la solución.

Ahora Menos y Más forman un hermoso país, orgullo de sus habitantes y admiración del mundo entero.

¿Sabrías encontrar Menos y Más en el mapa?

Comentarios   

 
0 #1 vibrators 10-04-2016 17:49
Ѕtunning story there. What оccurred after? Good luck!


Also visit my blοg vibrators: http://Gme-Surgical.com/?option=com_k2&view=itemlist&task=user&id=301504
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Flashes

Si cada vez que pienso en ti te enviara un sms, no podría dormir, ducharme, ir a natación, bailar, hacer presentaciones, escribir en Facebook ni hacer el amor.

Ahora paro en seco un informe y te escribo en letras de nube sobre el cielo de Shanghai:

te quiero . . .
(575)

"No se puede enseñar nada a un hombre; sólo se le puede ayudar a encontrar la respuesta dentro de sí mismo"

Galileo Galileo

No Image

(441)

<¿Para qué repetir los errores antiguos habiendo tantos errores nuevos que cometer?

Bertrand Russell

No Image

(439)

Nada en el mundo puede sustituir a la perseverancia. El talento no lo hará; nada es más común que un hombre de talento sin éxito. El genio tampoco; el genio no premiado es casi un axioma. La educación por sí sola tampoco; el mundo esta lleno de cultos sin gloria. Sólo la perseverancia y la firmeza son omnipotentes.

Adam J. Jackson

No Image

(394)

"Live and work but do not forget to play, to have fun in life and really enjoy it"

Vive y trabaja pero no te olvides de jugar, de divertirte en tu vida y de disfrutar de ella.

Eileen Caddy

    

No Image

(433)

Siguenos en ...

         

Búsqueda