Conéctate...

Grupos musicales

Visitantes Online

Libros Online

Pensamientos desde el dolor del adios...(Septiembre 2007)

                                                      No Image                     

                                                 12 de Agosto

No todo vale.

 Tengo una vida hermosa, sin embargo el odio a veces me toca de cerca. El odio de aquellos a los que les molesta mi forma de vivir, es decir con alegría y buena voluntad, aquellos que me consideran elitista, por apoyar a los que se esfuerzan, que dicen que los juzgo porque les gusta jugar a destruirse y a destruir a otros, especialmente a los niños.

 

Me refiero a los que les gusta jugar a ser Dios, sólo para destruir porque los hace sentir poderosos. Los que lo eligen porque son incapaces de producir algo bueno y sin embargo al final de su destruida vida dependen siempre de la bondad de los demás, de  aquellos a los que desprecian..

 

Me dicen que me meto en lo que no me importa en la educación de los niños.

Bien acepto que ese último punto si es terrible para mi, que sinceramente creo que los niños son cosa de todos y me gustaría que tuvieran una infancia protegida hasta que pudieran, realmente, elegir entre los bandos que nos hemos inventado los adultos.

 

Así es, Insisto en la idea de que nos inventamos la vida a partir de lo bueno o malo que hayamos recibido de nuestro entorno desde el nacimiento y de adultos elegimos un camino con lo que nos resulta más cómodo, más familiar.

 

Recibí cosas muy buenas pero tal vez no las supe trasladar a mis hijos y muy malas que tal vez si trasladé. O mis compañeros de viaje, tal vez, distorsionaron la visión del mundo que me dieron mis mayores. Si así ha sido, lo siento, porque es una visión buena de vidas completas en las que la gente se siente bien, se ayuda  y se divierte sintiendo una gran estima de si mismos, sirviendo sin ser sirvientes. Una vida en la que los malos ratos se pueden pasar y se puede reconstruir cada nuevo día, puesto que, salvando desastres naturales, la mayoría de los malos ratos son por nuestra terrible ignorancia y soberbia.

 

Dicen, estas personas que no me quieren, curiosamente con muy baja autoestima, que todo lo pongo patas arriba, que los incomodo con mi presencia; y tengo que aceptar que es cierto.

 

Una de las características de la gente que se quiere poco,- sólo en mi observación-, es que no soportan a la gente que se quiere o que trabaja por quererse, en sus palabras “los iluminados”. Mis detractores viven la mayor parte de su tiempo criticando a todo el que les rodea y se sienten perseguidos por las nuevas ideas. Su vida siempre desemboca en frustración y odio, no quieren nada bueno, quieren hundirse en el fango, pero curiosamente hacen lo imposible por salpicar de barro a todos los que los rodean, aunque curiosamente, al mismo tiempo. hacen grandes esfuerzos por esconder sus acciones y disfrazan sus incoherencias con gran verborrea mostrando su “ desarrollo intelectual” que por supuesto consideran muy superior al de los demás, a los que no son ellos.

 

Me preguntaron el otro día ¿Entonces, esas personas son los malas? Y contesté y contesto No, no creo que haya malos, al menos en esta historia. Supongo que ese es un término con el que puede que se haya definido al antisocial, o “sociópata” cualquier rasgo enfermizo que ahora desvela la sicología, al no tener suficientes palabras ni conocimientos, supongo que era forma en la que las religiones definían lo destructivo con intención de proteger a la gente de excesos peligrosos, porque es cierto que es malo para la salud del individuo y para todos los que lo rodean: la crítica, la droga, la promiscuidad, el alcohol en exceso además de un largo, etcétera. En esto no hay un juicio moral, para mi  es simplemente y únicamente un tema de salud privada y pública.

 

Según se ve por los resultados, ni nuestro cuerpo ni nuestra mente, que esta en nuestro cuerpo, están preparados para afrontar ninguna de estas cosas a medio plazo, los cambios hormonales producidos por substancias ajenas o propias tienen una consecuencia en los órganos vitales y alteran el comportamiento. Los consumidores de excesos de todo tipo enferman gravemente y se desestructuran hasta la desesperación, que es el principio del fin.

 

Aquí es dónde los pequeños dioses de la medicina se rasgarán las vestiduras y dirán ¿Cómo se atreve? Pues me atrevo, me atrevo  por observación de todas las personas que he conocido, que defendían:  la droga, la promiscuidad o simplemente la crítica, que desafiaban al conocimiento de tantos estudios, no hay una sola que esté bien., que se sienta bien, ni una que no sea un despojo de si misma.

 

Aquellos que optaron por la droga, normalmente también incorporaron la promiscuidad y la crítica furibunda a los que no entendían su deseo de destrucción. El resultado de ellos en un plazo de 20 años de consumo y alrededor de los cuarenta años de edad es desolador: Tenemos ejemplos vividos de cerca: muerte durante una inmersión: consumidor de Porros y Coca, murió a los 38 años aproximadamente, a la misma edad su mejor amigo sufrió un ataque al corazón y dos años más tarde una embolia que lo tiene paralizado del lado izquierdo desde sus aproximadamente 40 años.

 

Un joven de apenas 33 años muerto en accidente de moto, antes de volver a la cárcel después de haber estado en ella, varias veces, por tráfico y consumo de drogas, 7 de diez niños que conocí en los años 1980 años murieron de sida por las drogas. La mitad de los compañeros del colegio de mis hijos, por la misma época, fueron arrasados por el sida, todos consumidores de drogas.

 

Compañeros de trabajo en el aeropuerto, ataques cardiacos y un desastre de vida familiar, desesperación y suicidio después de matar a un hijo, esta vez el alcohol. Y creedme todavía hay gente culta y médicos que defienden esto, lo siento por ellos pero tal vez están más enfermos que sus propios pacientes. Tengo muchos más casos y otros que se vislumbran difíciles y están a punto de estallar y todo esto visto con mis ojos en los últimos 30 años.

 

El problema son los intelectuales que quieren hacer del horror algo bello, desde luego que hay belleza en el horror, pero quien se divierte con la visión de un esquizofrénico  no repara en su tremendo sufrimiento, y por supuesto no le importa que ese ser humano tenga que padecer tanto ,  con esa constante amenaza de visiones y el rechazo de los demás. Les encanta ese horror porque se drogan, es divertido entrar y salir del laberinto de las sensaciones degradantes, lo malo es que hay un día en el que no se regresa.

 

Cada uno tiene derecho a destrozarse la vida, la suya, pero no la de la pareja e hijos, de modo que cuando uno se quiere hundir debe hacerlo con los que son de igual condición y no dañar o arrastrar inocentes que no pueden elegir.

 

A esto le llaman juzgar, y si esto es juzgar los juzgo porque me duele ver como se alejan, ya no están con nosotros y entre todos los que trabajamos con ilusión tendremos que llorarlos y pagar sus excesos y odio, esto que yo sepa sólo es egotismo llevado al extremo máximo y, mirarse en exceso el ombligo, tal vez, sea la causa de mayor mortalidad del mundo, algo que no muestran las estadísticas. El primer paso del porrito es la indiferencia al sufrimiento o necesidad del otro, luego desastres en la salud, que tiene que cubrir la Seguridad Social, a continuación muertes causadas por sus arrebatos, accidentes, otra es la  pederastia, y un etcétera, que todos tendréis en mente.

 

¿Hasta que punto un ser humano tiene libertad para destrozarse la vida? ¿Y porque tenemos los demás que pagar por sus decisiones?

 

No hay malos, sólo enfermos, pero los hay que nacen con una enfermedad y hay otros que la adquieren porque creen que saben más que nadie y son más fuertes que los que ya murieron causando desgracia antes que ellos.

 

 Más nos vale ayudar a los niños, a todos, que ni un solo niño sea maltratado durante la infancia que es la creadora de casi todos los desastres. Y se que yo tampoco estoy libre de caer enferma y decantarme por todas las atrocidades que un ser humano sea capaz de hacer, si eso pasara, perdonadme, apartadme o destruirme y trabajad por los peques, son la única esperanza. Y por favor, dejemos ya de  justificar lo injustificable y llamemos a las cosas por su nombre. Nada humano es vergonzoso, aunque esté en nuestra propia casa y nadie puede horrorizarse puesto que nadie “controla”  ni siquiera su cuerpo.

 

Me acusan de impermeable, o sea,  imposible de convencer de lo contrario y admito, que hasta ahora, es así porque aún no me han dado un solo ejemplo de lo contrario. “Hechos son amores, no buenas razones” reza el refranero español  ¿Cómo podría aplaudir el comportamiento de alguien que destroza su cuerpo y a todos los que lo rodean, porque de alguna forma dependen de sus decisiones ¡Menos mal que soy impermeable!

 

Pero si, es cierto, en mi opinión: cada uno puede vivir o morir como quiera, siempre y cuando no salpique a los demás. Estas son las afirmaciones que me hacen ser juzgada de arrogante y elitista, pero seguro, seguro que quien me juzga así, lo hace desde su propia arrogancia que no le permite aceptar que haya otros que vean el mundo con otros ojos.

 

Lo más triste de saber para ellos es que no han sido nada originales, no han aportado nada nuevo porque en el horror todo se ha sabido desde el principio de los tiempos y siempre es igual, podéis leer los textos antiguos de cualquier civilización y  comprobarlo, lo que no está acabado y nunca se acabará es el progreso, el descubrimiento, el avance de la medicina gracias al avance de la tecnología. No está acabado el mundo legado por nuestros mayores, que siempre nos han indicado el camino con sabiduría.

 

¡Somos únicos e irrepetibles pero dependemos absolutamente del entorno para desarrollarnos! Para crecer sanos o enfermos mentalmente.

Estos pensamientos nacen del dolor de modo que, por favor, dadles el valor que tienen y si hay algo positivo en ellos, tomadlo en cuenta.

 

 

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Flashes

Si cada vez que pienso en ti te enviara un sms, no podría dormir, ducharme, ir a natación, bailar, hacer presentaciones, escribir en Facebook ni hacer el amor.

Ahora paro en seco un informe y te escribo en letras de nube sobre el cielo de Shanghai:

te quiero . . .
(575)

"No se puede enseñar nada a un hombre; sólo se le puede ayudar a encontrar la respuesta dentro de sí mismo"

Galileo Galileo

No Image

(441)

<¿Para qué repetir los errores antiguos habiendo tantos errores nuevos que cometer?

Bertrand Russell

No Image

(439)

Nada en el mundo puede sustituir a la perseverancia. El talento no lo hará; nada es más común que un hombre de talento sin éxito. El genio tampoco; el genio no premiado es casi un axioma. La educación por sí sola tampoco; el mundo esta lleno de cultos sin gloria. Sólo la perseverancia y la firmeza son omnipotentes.

Adam J. Jackson

No Image

(394)

"Live and work but do not forget to play, to have fun in life and really enjoy it"

Vive y trabaja pero no te olvides de jugar, de divertirte en tu vida y de disfrutar de ella.

Eileen Caddy

    

No Image

(433)

Siguenos en ...

         

Búsqueda