Conéctate...

Grupos musicales

Visitantes Online

Libros Online

Flor de Pitiminí

rosa_pitimini_amalia 

 

 

Mi madre cuando se enfadaba conmigo, porque yo intentaba imponerle mi forma de hacer,  me decía que era una flor de pitiminí, supongo que le molestaba mucho el resultado de su propia obra, porque ella insistió en educarnos, tanto en la forma, como en el contenido y yo fui una excelente alumna.

Un día cualquiera, decidí comprar un rosal de pitiminí y colocarlo en mi nuevo, pequeño pero flamante jardín y observar el contenido del comentario de mi madre.

Mi pitiminí es asombroso, cuando lo compré era una plantita frágil que me dio unas rosas pequeñitas e intensamente rojas. Sufrió el tórrido verano de Torrejón y estuvo a punto de morir el primer invierno, no crecía ni prosperaba. Después de leer que los rosales protegían a otras plantas decidí ponerlo debajo del naranjo chino que había sido atacado por toda suerte de bichos y bichitos; el resultado fue espectacular, ambos parecieron muy felices juntos y ambos crecieron en belleza y salud.

Llegó el momento de la independencia, mi pitiminí creció mucho y ya estorbaba al naranjo y se la veía incómoda, así es que, decidí ponerlo sólo. Como se sintió tan protagonista empezó a crecer y a demandar atención y allí está el lleno de belleza y alegría, ha cumplido una misión hermosa y ahora ya puede lucir su belleza.

Cuando mamá eligió la imagen del pitiminí para hacerme saber que le molestaba tanto detalle y formalidad, tanta delicadeza, lo eligió con tanto amor que decidió compararme con una plantita pequeña pero fuerte y con una elegancia y belleza fuera de lo habitual y no olvidemos lo bien que sabe defenderse, porque tiene unas pequeñas pero potentes espinas.

Me encanta comprobar una vez más que aunque para mi madre fui un enigma y una pequeña pero muy molesta espinita, siempre me quiso como ella sabía, sin condiciones, hasta el final.

A ella le encantaban las Rosas, pero las grandes, los arbustos grandes e individuales, esplendorosas rosas: blancas rosadas y rojas de todos los tonos, perfectamente alineadas y cuidadas por jardineros expertos, siempre las tuvo en su jardín y muchas veces la vi contemplarlas y regarlas amorosamente.

Claro, mi pitiminí no es nada en comparación, pero yo la cuido y amo como si fuera una ganadora y con el tiempo quién sabe si lo será.

Comentarios   

 
0 #2 amalia 28-06-2011 08:01
Es cierto que la flor del cardo es preciosa, la planta fuerte y vigorosa y también se sabe defender, mejor que otras.

Sería interesante que la gente contara como la llamaban sus padres cuando querían meterlos en cintura.
Citar
 
 
-1 #1 Angie 27-06-2011 19:25
A mí me parece estupendo que te llamen flor en general...mi padre dice uqwe soy un "cardo"(cuyas flores son, por cierto, preciosas)... pero flor de pitiminí es muy cool :-)

Es una luchadora que protege a muchas otras plantas y que a la vez es independiente.

Una ganadora nata!

Besos
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Flashes

Si cada vez que pienso en ti te enviara un sms, no podría dormir, ducharme, ir a natación, bailar, hacer presentaciones, escribir en Facebook ni hacer el amor.

Ahora paro en seco un informe y te escribo en letras de nube sobre el cielo de Shanghai:

te quiero . . .
(575)

"No se puede enseñar nada a un hombre; sólo se le puede ayudar a encontrar la respuesta dentro de sí mismo"

Galileo Galileo

No Image

(441)

<¿Para qué repetir los errores antiguos habiendo tantos errores nuevos que cometer?

Bertrand Russell

No Image

(440)

Nada en el mundo puede sustituir a la perseverancia. El talento no lo hará; nada es más común que un hombre de talento sin éxito. El genio tampoco; el genio no premiado es casi un axioma. La educación por sí sola tampoco; el mundo esta lleno de cultos sin gloria. Sólo la perseverancia y la firmeza son omnipotentes.

Adam J. Jackson

No Image

(394)

"Live and work but do not forget to play, to have fun in life and really enjoy it"

Vive y trabaja pero no te olvides de jugar, de divertirte en tu vida y de disfrutar de ella.

Eileen Caddy

    

No Image

(433)

Siguenos en ...

         

Búsqueda