Mi Ganador.

  • Imprimir

Mi sueño por el Fút…
Siempre he luchado por conseguir un sueño << FÚTBOL >>, o por lo menos mantenerlo, formando parte de mi vida diaria…
No se trata de un simple hobby, no. Es pasión, dedicación,

                        ¡AMOR POR ESTE DEPORTE!

Pasa el tiempo, y lo que vienen son una bola de decisiones, momentos, responsabilidades, en las
que empiezas a plantearte, y a crear como una PIRÁMIDE DE MASLOW, situando como base,
cosas realmente vitales para seguir avanzando en este mundo.Y llegó la hora de ponerle dirección a mi vida, y aunque sin quererlo, dejar de lado mis

entrenamientos.
                                    'TRABAJAR’ -> Ley De Vida

Recibir un sueldo, un esperado y ansiado sueldo para gastarlo e invertirlo en cosas buenas, viajes, salidas, ganas de comerse el mundo. (Ahorrar, claro.)

Pero duró poco: ‘’Mis ganas por volver a jugar’’, la motivación por volver a tocar un balón en un
partido, me llevaron a sufrir una lesión.
19 de febrero de 2017: Aquel momento en el que sentí que toda mi vida se había roto, todo se desplomó en mí.
''FRACTURA DE TIBIA Y PERONÉ, CON HERIDA ABIERTA’’, no podré olvidarlo.

Fueron largas y dolorosas horas en aquel hospital, en el que sentía que nadie quería ayudarme.

Por fin, me trasladaron a Torrejón dónde tras pasar horas, minutos y segundos, llegó la operación. Entré a quirófano, sensaciones de sueño, cansancio y embriaguez entraron en mi cuerpo y, me dormí, sin más.
Atravesaron desde mi rodilla hasta el tobillo, un tornillo que con el tiempo ayudaría a mis huesos a estar bien.

Desperté. Salir de ese inmenso sueño y verme en esa situación no fue fácil.
Desesperación, rabia, desgana…eran los sentimientos que tenía. Lloré, lloré como un niño,
preguntándome…                ¿Por qué a mí?       Pero…

Al pasar los días, y al notar el apoyo de mi familia, de las personas importantes que me rodean,
empecé a comprender, que nadie tenía la culpa, que las cosas simplemente PASAN.

Gracias al amor, paciencia y apoyo incondicional de mis padres, mi hermano, familiares, mi novia, mis amigos e incluso varias personas, que aun siendo extrañas, habían pasado por lo mismo que yo, o incluso cosas peores, que con su ejemplo me impulsaron hacia arriba, me enseñaron a coger fuerza de donde pudiera, a no rendirme, a ser VALIENTE y a darme cuenta que con el tiempo, esto solo iba a ser una experiencia más en mi vida, que podré relatar como un cuento.

El alta. Volví a casa, me esperaban la…rgo…s días allí. 

Fueron intensas noches de dolor, cansancio, insomnio…pero había que ser fuerte, muchos
habían salido de esta, y ¿yo? No iba a ser la excepción.

SALIR A DELANTE, PENSAR EN UN FUTURO, NUEVAS METAS…y cosas así son el motivo de impulso de mi día a día. 

                                         :)

Dicen que no hay mal que por bien no venga, pues, aquí estaré, un largo tiempo en mi casa
esperando ese BIEN.

 

...bol.