Zapatos nuevos

Hola a todos.

 

Estoy un poco callado últimamente y es que creo que tengo muchas cosas en la cabeza. Demasiadas para mi pobre y solitaria neurona. Aquella que allá en los reinos del córtex pide clemencia de vez en cuando, colgándose caprichosamente como la mejor versión del güindous.

 

Si queréis os cuento un poco de lo que llevo entre manos.

 

Hay de todo, algunos problemillas familiares que a veces se me antojan problemones según despierte ese día de ánimos, pero que al fin y al cabo son ya de esos que tú no puedes solucionar, por más que te gustaría, porque sencillamente ya no dependen de tí. Aunque afortunadamente lo más importante ya se ha solucionado. Con vuestro permiso me guardo los detalles pero os diré que disfrutamos como nunca de su sonrisa… y juntos, disfrutamos de la Luna.

 

A todo esto se ha sumado una pequeña revolución en el ámbito profesional. La unidad de mácula ya es adulta. Muchos pacientes se han beneficiado ya de los avances terapéuticos que nos agitan y no nos dan respiro. Ha tenido muy buena acogida entre muchos de los compañeros oftalmólogos de la zona, que nos honran con su confianza y la de sus pacientes.

 

Y por fin, porque todo llega, ya hemos engrasado y puesto a punto nuestra unidad de microcirugía vítreo-retiniana. Ha sido como un inmenso puzzle de piezas muy pequeñas pero imprescindibles, todas y cada una de ellas. Multitud de proveedores y de problemas que ya empiezan a olvidársenos. Nos quedamos con que ya hemos realizado dos sesiones quirúrgicas con éxito y ésto no hay quien lo pare. Esta cirugía es muy compleja por las múltiples técnicas que hay que saber manejar. Contamos con la suerte de tener a nuestro lado a uno de los mejores y más experimentados cirujanos de vítreo-retina de España. No hubiera podido tener un mejor maestro. Ésto que es fantástico para nuestros pacientes, para mí es un verdadero lujo. Me siento vivo, como aquellos primeros días en los que supe que podría estudiar medicina, o cuando aprobé el temido MIR y pude elegir la especialidad y el lugar deseados, o cuando ya siendo especialista me formé en la actual y moderna cirugía de la catarata, que tantas satisfacciones nos da. Es como revivir de nuevo un noviazgo con mi profesión.

 

Se acercan peligrosamente los cuarenta y afortunadamente me siento lejos del hastío que invade a muchos de nuestros médicos. La vida es impredecible, y al final he encontrado lo que más se parece a mi sueño en la medicina privada. Siempre pensé que sería al revés pero la sanidad se ha dejado, o quizás la hemos dejado, en manos de los políticos. No digo que no tengamos culpa. Es difícil unir un colectivo más preocupado en pagar su hipoteca que de la dignidad de su profesión. En los pasillos mostramos nuestro descontento pero a la hora de la verdad, “tampoco estamos tan mal” como para molestarnos en mejorarlo. Con este panorama, no es difícil acabar como Don Quijote embistiendo en solitario molinos de viento y lo que es peor, señalado.

 

He tenido la suerte de encontrar un amigo y un compañero en mi gestor y jefe. Quizás ayude que sea médico y oftalmólogo como yo. El mérito es que él sí ha creído en mis “runrunes” y ha invertido su dinero y su tiempo. Yo trabajo lo mejor que sé para que no se arrepienta y lo que espero de corazón, es que los otros gestores, los que invierten con nuestro dinero al son que les marcan los políticos de turno, tomen nota. Quizás así, los médicos dejen de “emigrar”.

 

La realidad es que toda la culpa no puede ser nuestra. Contratos basura provenientes de la administración, interinidades perpetuas, inestabilidad laboral por ausencia de oposiciones durante años, una demanda asistencial cada vez más asfixiante, medios limitados, unos sueldos no muy acordes al esfuerzo invertido ni a la responsabilidad asumida a diario.

 

En fin, muchos médicos se han cansado de las alpargatas que Alfonso Guerra nos deseó vehementemente y se afanó en calzarnos con tanto desprecio.

 

Que digo yo que ya puestos, se las podía haber dado a su hermano.

 

 

Por suerte hay quien te ofrece zapatos nuevos y en esas estamos... Saludos.

Flashes

Si cada vez que pienso en ti te enviara un sms, no podría dormir, ducharme, ir a natación, bailar, hacer presentaciones, escribir en Facebook ni hacer el amor.

Ahora paro en seco un informe y te escribo en letras de nube sobre el cielo de Shanghai:

te quiero . . .
(1011)

"No se puede enseñar nada a un hombre; sólo se le puede ayudar a encontrar la respuesta dentro de sí mismo"

Galileo Galileo

No Image

(826)

<¿Para qué repetir los errores antiguos habiendo tantos errores nuevos que cometer?

Bertrand Russell

No Image

(783)

Nada en el mundo puede sustituir a la perseverancia. El talento no lo hará; nada es más común que un hombre de talento sin éxito. El genio tampoco; el genio no premiado es casi un axioma. La educación por sí sola tampoco; el mundo esta lleno de cultos sin gloria. Sólo la perseverancia y la firmeza son omnipotentes.

Adam J. Jackson

No Image

(731)

"Live and work but do not forget to play, to have fun in life and really enjoy it"

Vive y trabaja pero no te olvides de jugar, de divertirte en tu vida y de disfrutar de ella.

Eileen Caddy

    

No Image

(806)

Siguenos en ...

         

Búsqueda