El vaivén del sentimiento fluctuoso

  • Imprimir

Cada navidad las peras son olmos...

 

El vaivén del sentimiento fluctuoso

Rostros que ondean mi mente

De donde aun cuelgan las flores.

Escapados de si mismos,

Pendientes…

.

Rosas jirones de nubes

Acolchan el cauce del cielo

Por el que acaudalada corre la pena,

Huye…

.

Acurrucado a los pies de un ciprés combado

Asomado a la cortante vertiente,

Siento que las horas son magia

Pero siempre…

.

Si escuchase los trinos y leyera en la vida

Sonreiría aun más,

Lo sé…lo sé…pero mira…

.

Si disfrutara siempre, sin decir que no,

Seria de nuevo,

El pájaro azul que vuela por océanos de luz

.

La mirada planea por ojos curvos que no mienten

Y el corazón escondido y dolorido se asoma a la ventana del tiempo

Perdido en los giros de una brújula loca, flotando suave y pétreo

Como lágrimas de lava que emergen de una boca, llena de pena

Llena de pena

.

Va un trago largo ¡

.

Sonrío a pesar, me esfuerzo de modo natural

Desnudo ante mí, desnudo ante un mundo mortal

Sueño tras sueño, al despertar

.

Siempre de camino que sigo

Por una senda con demasiadas curvas, quizá

Demasiados traspiés

.

Dadme cubos de cariño que riegue mi vallal

Dadme empujones y elevadme a la más alta sonrisa

No me dejéis caer nunca,

Y nunca dejéis de ser,

Sed mi brisa…

.

Sed y más sed, salada sin mar

La espera se esconde tras telas de larga paciencia

Y calma, que no quiere llegar

.

Vivo mientras

Y el sabor a astilla que se torna en limón

Amarillo, como un sol

Ola ¡, te espero siempre

Gracias por tu calor ¡

.

Davinchu

“Estou de caminho”

27/12/2005