Niña, "El cielo puede esperar"

  • Imprimir

1986 desde el Cristal Verde de tus ojos reidores....

Aliama Narval

No Image

I

Cuanta dulzura me envuelve

Cuando posada en un vuelo

De celestes necedades,

Traspaso rastros y edades

Para llegar hasta ti.

 

Si una pena me embargaba

Una brisa se la lleva

Con preocupada cautela

¡Que no me haga sufrir!

Y vuelvo al sueño de siempre

Recreando pubertades,

Atreviéndome a quererte,

Atreviéndome a ser a ser grande.

 Atreviendome a sentir.

Porque no hay pena si amo,

Si amo, las luces creo y regalo

Y me deleita sentir.

El aire en la cara,

El sol que asoma miradas,

La noche luna embrujada,

De un dulce sueño, vivir.

 

II

Me acordé que te quería

Mientras miraba tus ojos,

Mientras mis labios

Se acercaban a tu rostro

 

Recordé la dulce noche

Que sorprendió mis enojos

Llevándose los desvelos

Entibiando los despojos.

 

Me serené en el recuerdo,

Me iluminó la alegría

Y repetí una vez más:

Niña,

 “El cielo puede esperar”

a desvelar tu sonrisa.

 

Que vas a ver con mis ojos

Como comienza a ser libre

Quien me dio la libertad.

Niña,

“El cielo puede esperar”