Tal como te lo cuento.

  • Imprimir

A veces huelgan palabras...

Tal como te lo cuento.

Sin pereza ni pausa
curó su herida,
Se estaba abriendo de nuevo a la vida
Tras clavar rodillas.
 
Tuvo un presentimiento y le salio el sol
Monto raudo la estepa y su alma
Apareció.
Cavo profundo en el suelo
Hoyo de metros sin fin
Y en lo más profundo y sincero
Labro un diamante en marfil.
 
Se machucaron los celos
Se desparramó el vino en el suelo
Se rebelaron los cielos
Y apareció,
contento el rebaño
Poblado de cuentos viejos y nuevos.
 
Se abrió la calma en el pecho
Latió una vena en su lecho
Partió parte de la pena y peno
Jurando que volverían, aun espero...
 
Esperma sobre hierba yerma
Sobre la sangre dormida
Y la razón disparada en
carrera con la vida.
 
Suple la falta
Levanta la manta
Limpia y si te salpica
Salta¡
 
A la mañana le digo: Sol
A la noche: Luna
Al día le digo rubio
Y a la noche...cuna.

Davinchu
"Estou de caminho"
01/10/2005